Tipos de auditoría de calidad: procesos, producto y sistema

Tipos de auditoría de calidad

Tipos de auditoría de calidad: procesos, producto y sistema

Tipos de auditoría de calidadLa auditoría de calidad es una revisión para evaluar la conformidad con los requisitos de un Sistema de Gestión de Calidad basado en la norma internacional ISO 9001. Existen diferentes tipos de auditoría de calidad, dependiendo de lo que se audite, de a quién se audite o incluso del lugar desde donde se practique la auditoría.

Dentro de los diferentes tipos de auditoría de calidad, encontramos las obligatorias y las que obedecen a una iniciativa de la organización. Hay también auditorías presenciales, a distancia y remotas, de acuerdo con la ubicación del auditor y sus auditados.




Matricúlate en el curso online Diplomado ISO 9001:2015



Pero aún existen otros tipos de auditoría de calidad que merecen ser examinados con mayor profundidad.

Tipos de auditoría de calidad – De acuerdo con el auditor

Profesionales del área de calidad y de otras áreas relacionadas con los estándares ISO, escuchan con frecuencia hablar de auditorías de primera parte, de segunda y de tercera. Es sin duda, una de las clasificaciones en cuanto a tipos de auditoría de calidad más popular. Por tanto, iniciemos con ella:

Auditoría de primera parte

Auditoría propia o auditoría interna, son otras denominaciones de este tipo de evaluación. Generalmente, se realizan dentro de una organización para medir fortalezas, debilidades y rendimiento en general de un Sistema de Gestión de Calidad basado en la norma ISO 9001.

Las auditorías de primera parte, o internas, se clasifican como auditorías voluntarias, aunque, a la luz de los requisitos de ISO 9001, resultan obligatorias como factor determinante de la mejora continua.

Usualmente, el profesional que emprende esta tarea es un empleado de la organización, aunque debería gozar de la independencia que la auditoría requiere. Las auditorías de primera parte, forman parte de un programa de auditorías y sus beneficios son evidentes para la organización y para el sistema.

Auditoría de segunda parte

La auditoría de segunda parte es una evaluación externa que se realiza a solicitud de un cliente o un organismo regulador. La auditoría de segunda parte verifica que la organización auditada hace lo que se espera, de acuerdo con una obligación contractual contraída.

Este tipo de auditoría es recurrente en el caso de organizaciones certificadas para ISO 9001, que solo contratan con otras organizaciones igualmente certificadas. La auditoría de segunda parte suele ser realizada por una organización consultora especializada, aunque en también podría ser adelantada por empleados de la organización interesada en verificar la conformidad.

Por supuesto, una organización que se somete a una auditoría de segunda parte, bien puede aprovechar los resultados como si fuese auditoría interna o de primera parte.

Auditoría de tercera parte

Es la auditoría de certificación. Solo puede ser realizada por auditores que pertenecen a un organismo certificador acreditado por ISO. Una organización se enfrenta a este tipo de auditoría cuando ha implementado un Sistema de Gestión de la Calidad basado en la norma ISO 9001, y espera certificarlo, o, regularmente, cada tres años, para validar la certificación.

Los resultados de esta auditoría de tercera parte no son inobjetables, pero sí es importante entender que, dada la importancia de esta evaluación y del evaluador, la preparación y el esmero deben ser especialmente minuciosos.

Tipos de auditoría de calidad – De acuerdo con el objetivo

ISO 19011:2018 es el estándar internacional que ofrece directrices y orientaciones para la realización de auditorías. Este estándar, de acuerdo con el objetivo de la auditoría, define tres tipos diferentes:

Auditoría de procesos

La auditoría de procesos comprueba que los procesos de una organización alcanzan la conformidad con los requisitos de ISO 9001. Como parte de este proceso el auditor puede:

  • Comprobar la conformidad con los requisitos de la norma, y específicamente con requerimientos técnicos, como temperatura, amperaje, mezcla de componentes, presión, por ejemplo.
  • Revisar y evaluar recursos físicos, que pueden ser maquinaria, materiales o persona, que se aplican en el proceso de producción, así como los procedimientos e instrucciones que se aplican a los procesos de producción.
  • Verificar que se implementen y adecuen los controles a los procesos, y que se imparta la capacitación necesaria, y se compruebe la efectividad de los controles y de las capacitaciones.

El enfoque, en cualquiera de estas tres opciones, siempre será en los procesos, y no en el producto o en el sistema en general. De eso se ocupan otros tipos de auditoría de calidad, como el siguiente.

Existen diferentes #TiposDeAuditoríaDeCalidad, dependiendo del objetivo, del enfoque y del auditado. Hacemos un recorrido por los principales. Clic para tuitear

Auditoría de producto

La auditoría de producto, como su nombre lo indica, comprueba la calidad del producto o servicio, para determinar si cumple con las especificaciones o necesidades del cliente. Así, las especificaciones, los requerimientos de los clientes y sus reclamaciones, son el foco de atención del auditor.

Auditoría de sistema

Una auditoría de sistema examina el Sistema de Gestión de la Calidad. El auditor busca evidencia comprobatoria, objetiva, de que los elementos del Sistema y los documentos, han sido desarrollados e implementado de acuerdo con los requisitos del estándar.

Pero la auditoría de sistema también evalúa la conformidad del Sistema con las políticas de la organización y con su estrategia de negocios, los compromisos contractuales y otros requisitos reglamentarios.

Otros tipos de auditoría de calidad

De acuerdo con el propósito, encontramos otros tipos de auditoría de calidad, que no necesariamente tratan de medir la conformidad y el cumplimiento:

  • Auditoría de valor agregado: trata de identificar los beneficios, especialmente financieros, que aporta la gestión de la calidad.
  • Auditoría de gestión: se enfoca en identificar fallas de gestión que, aunque no representan una no conformidad, son susceptibles de ser corregidas.
  • Auditoría de desempeño: mide la eficacia, eficiencia y economía de la gestión.
  • Auditoría de mejora continua: establece un comparativo entre la última auditoría y la actual, para determinar los elementos de mejora evidentes.
  • Auditoría de seguimiento: la que se practica cuando se ha determinado la necesidad de implementar acciones correctivas, para verificar su adopción y su eficacia.

Las fases para el desarrollo de los diferentes tipos de auditoría de calidad

Finalmente, la práctica de cualquier tipo de auditoría requiere seguir un proceso que se lleva a cabo, básicamente, en cinco etapas:

  • Planificación y preparación.
  • Ejecución de la auditoría.
  • Presentación de informes.
  • Cierre de la auditoría.
  • Seguimiento.

Tanto la implementación del Sistema de Gestión de la Calidad, como su auditoría, requieren contar con profesionales expertos y debidamente formados.

Curso Auditor Interno ISO 9001:2015 Sistema de Gestión de Calidad

Además del conocimiento profundo de la norma, y de las directrices y orientaciones que aporta ISO 19011, los alumnos del Curso Auditor Interno ISO 9001:2015 Sistema de Gestión de Calidad, tienen la oportunidad de obtener un certificado de ERCA – European Register of Certificated Auditors –, que les permite ejercer como auditores de calidad en todos los países de la Unión Europea y en América Latina.

Actualmente, hay una convocatoria abierta para este programa de excelencia. Es una oportunidad que puedes aprovechar ahora.

Pero aún hay algo más: puedes obtener un descuento importante en nuestro Club Alumni.




Diplomado-iso-9001-2015



Compartir esta entrada