Auditoría de seguridad a proveedores: 5 acciones que no pasar por alto

Auditoría de seguridad a proveedores: 5 acciones que no pasar por alto

Auditoría de seguridad a proveedores

La auditoría de seguridad a proveedores es una herramienta que ayuda a la organización a identificar, prevenir o eliminar problemas que pueden afectar la calidad de los productos o la ejecución de los procesos, antes de que se propaguen en todas las áreas de la organización y afecten otros sistemas de gestión, más allá del que se ocupa de la calidad.

Aunque la auditoría de seguridad a proveedores es, sin duda, una herramienta muy útil, existen algunas áreas en las que podemos priorizar el enfoque al realizarlas, de tal manera que podamos llevar a cabo una mejor tarea.

5 acciones que no debemos pasar por alto en una auditoría de seguridad a proveedores

Ciertas labores previas a la auditoría de seguridad a proveedores, como las que mencionamos a continuación parecen obvias, pero son ignoradas con frecuencia, razón por la que no se alcanzan todos los objetivos propuestos. Veamos cuales son:

Investigación previa a la auditoría

Antes de llegar a trabajar en las instalaciones del proveedor, conviene conocer su organización con profundidad, sobre todo los alcances y las expectativas que delimitan el acuerdo comercial que sostiene con nuestra empresa. Preparar una checklist en la que se prioricen los elementos que afecten el producto o servicio suministrado.

La investigación debe incluir informes de auditorías anteriores, historial del desempeño como proveedor, especificaciones técnicas del producto suministrado y la importancia que este tiene dentro del proceso productivo de nuestra organización.

Revisar la presencia y la reputación del proveedor en línea

La investigación de la reputación y la presencia del proveedor en la red, es una tarea diferente, independiente de la anterior, que inicia con el examen al sitio web y sus perfiles en las redes sociales.

Las opiniones positivas o negativas de otros clientes sobre los productos del proveedor o sus ofertas, o la información relevante que sobre su organización se pueda encontrar en los sitios de los organismos reguladores gubernamentales a los que le competa la vigilancia del sector económico en que se desenvuelva el proveedor, son elementos esenciales para completar esta investigación previa a la auditoría de seguridad a proveedores.

Durante una #AuditoríaSeguridad a proveedores se suelen pasar por alto algunas acciones esenciales para el éxito de la tarea. Conozca 5. Clic para tuitear

Analizar las quejas de los clientes

Analizarlas y revisarlas, pero sin asumir que son ciertas y que toda la responsabilidad es del proveedor. Por supuesto, las quejas de los clientes son objetivos comunes de inspección, pero lo importante es identificar problemas repetitivos que evidencien una falla consuetudinaria.

Verificar si el proveedor subcontrata

Si el proveedor terceriza una cantidad representativa de sus procesos, es necesario que suscriba acuerdos de calidad con las organizaciones con las que subcontrate.

Durante la auditoría de seguridad a proveedores, se deben solicitar los hallazgos de las auditorías realizadas por nuestro proveedor a sus proveedores, así como cualquier tipo de evidencia que demuestre que el proveedor mantiene a sus subcontratados bajo estándares aceptables de calidad.

No permitir que el auditado determine el rumbo de la labor

A veces, parece que un proveedor auditado se muestra evasivo durante una inspección o no proporciona documentos y registros solicitados. Esto puede ser solo una estrategia para ocultar serios problemas de calidad. Si el proveedor parece conducir en forma sospechosa al equipo de auditoría, es importante que el auditor jefe tenga un plan de trabajo y una hoja de ruta definida y logre ajustarse a ella, pese a los intentos del auditado.

Curso Transición de OHSAS 18001 a ISO 45001

Los procesos de calidad no son los únicos que requieren verificar la idoneidad de los proveedores. Las normas sobre salud y seguridad en el trabajo, también requieren asegurar que los productos o servicios subcontratados, se han elaborado cumpliendo estándares internacionales como ISO 45001.

Pero, ¿qué dice ISO 45001 en este respecto?, ¿En qué se diferencia con respecto a lo requerido por OHSAS 18001? Éstos y otros aspectos relacionados con la salud y la seguridad en el trabajo, serán los que aprenderán los estudiantes que participen en el Curso Transición de OHSAS 18001 a ISO 45001.

Compartir esta entrada