10 consejos para liderar un equipo de trabajo

liderar un equipo de trabajo

10 consejos para liderar un equipo de trabajo

liderar un equipo de trabajo

Detrás del éxito de una organización, está el trabajo y el esfuerzo de muchos equipos de trabajo. Liderar un equipo de trabajo es algo más que dar instrucciones y dirigir proyectos y operaciones. Los líderes motivan, alientan, apoyan, encausan, y, también, en un momento determinado, dirimen diferencias y asumen responsabilidades.

Pero liderar un equipo de trabajo también es resultar ejemplar preocupándose cada día de mejorar en esa tarea. La calidad de los líderes del futuro depende, en gran medida, del trabajo de sus líderes hoy. Y por eso es tan importante aprender a liderar un equipo de trabajo.

Habilidades Directivas Curso Gestión de Equipos de Alto Rendimiento

Recopilamos 10 recomendaciones útiles para mejorar en el liderazgo cuando se trabaja con un equipo.

10 recomendaciones para liderar un equipo de trabajo exitoso

Un equipo que trabaja en conjunto multiplica la productividad global y alcanza objetivos propuestos en menos tiempo. El líder de equipo desempeña un rol fundamental en este tipo de modelos de trabajo y su liderazgo puede marcar la diferencia. Para ello este debe esforzarse por mejorar de acuerdo con los siguientes 10 aspectos:

1. Buena comunicación

Un equipo en el que existan barreras de comunicación entre el líder y los miembros del grupo o de estos entre sí, nunca obtendrá la cohesión necesaria para alcanzar el éxito.

Un líder de equipo eficaz debe tomar la iniciativa necesaria para romper el hielo y promover la buena comunicación, abierta y honesta. Eso es fundamentar para que las personas se conozcan y puedan coordinar esfuerzos para desarrollar tareas con eficiencia y, así, alcanzar objetivos pronto.

2. Definir objetivos

La definición clara de los objetivos resulta fundamental para el éxito del proyecto. Hacerlo bien desde el inicio facilita el trabajo y aumenta la productividad. Por eso es importante que los objetivos se definan y planifiquen contando con la participación de todos los miembros del equipo.

Son ellos los que mejor pueden detectar previamente posibles problemas de ejecución con los que se pueden encontrar y los que deben entender el plan y los objetivos, aceptarlos y comprometerse.

Para alcanzar dicho compromiso, los objetivos deben ser comprensibles, alcanzables, comprobables y medibles, de otro modo, las personas pierden el sentido de su trabajo, motivación y eficiencia. Es un proceso en el que el líder debe acompañar a su equipo durante todo el camino, y apoyarlo cuando sea necesario.

3. Reconocer y recompensar los logros

Los grandes líderes asumen la responsabilidad por el fracaso y, sin embargo, atribuyen el éxito a los miembros de sus equipos. En realidad es muy fácil agradecer y recompensar a los empleados por sus logros y éxitos, pero pocos recuerdan hacerlo en el momento oportuno. Un almuerzo, una cena, o una simple reunión para tomar un café y elogiar el buen desempeño, ofrecerá importantes beneficios hacia el futuro.

4. Apoyar al equipo y revisar el trabajo con frecuencia

Existen algunos directores o gerentes que solo se reúnen con su equipo cuando se presenta una crisis. Abandonar al equipo y aparecer al final, cuando el trabajo ya está concluido, para criticarlo o elogiarlo, no es liderar un equipo de trabajo.

Es preciso reservar reuniones periódicas de progreso para comprender cómo están progresando los miembros del equipo y prestar la ayuda necesaria. Si bien es importante entender y aceptar que existen problemas, la posición predeterminada del líder debe ser empatizar con el equipo y defenderlo. De no ser así, estamos ante la presencia de problemas de confianza que deben solucionarse.

5. Aprovechar las fortalezas de cada miembro del equipo

Los grandes líderes reconocen pronto las habilidades y la experiencia de los miembros de su equipo. Hallar el conocimiento y la experticia de los empleados y reconocer su valor, permite asignar tareas y delegar responsabilidades de acuerdo con las competencias de cada uno. Y eso es fundamental para obtener los mejores resultados.

Liderar un #EquipoTrabajo es más que ser el jefe u ordenar lo que se debe hacer. Para ser un verdadero líder, puedes seguir estos 10 consejos. Clic para tuitear

6. Desarrollar las habilidades del equipo

Identificar las habilidades de cada uno de los miembros del equipo es un paso importante. Pero desarrollarlas es alcanzar un nivel superior que los aproxima a su máximo potencial de trabajo. Para alcanzar los objetivos, elevar la moral y asegurar la lealtad, es preciso buscar oportunidades para ejercitar las habilidades de los miembros del equipo de trabajo.

Por ejemplo, si uno de los miembros del equipo tiene una licenciatura en matemáticas, informática o ingeniería, el líder y la organización obtendrían un beneficio si deciden proporcionar formación en análisis y evaluación de datos a ese empleado. Como resultado, la evaluación de datos para hacer predicciones y proyecciones, permitirá diagnosticar problemas y proponer soluciones adecuadas en tiempo récord.

7. Inspirar al equipo

Un líder exitoso comprende la importancia de empoderar al equipo en el lugar de trabajo. Para apoyar las ambiciones de los empleados y hacer crecer la organización, es preciso inspirarlos en los momentos adecuados.

La inspiración es como la gasolina extra, el viento trasero, el empuje que se requiere cuando faltan las fuerzas. Un líder exitoso anima a su equipo utilizando charlas para ofrecer una visión apasionante y que todos compartan ideas y opiniones. Pero también puede ofrecer una promoción o un incentivo adicional.

8. Atender conflictos oportunamente

Los conflictos pueden aparecer en cualquier lugar de trabajo. Ignorarlos solo contribuye a alimentar problemas internos que finalmente afectan a la productividad, la comunicación y crean una atmosfera negativa para todos.

Es imperativo abordar los problemas lo antes posible, antes de que se salgan de control. Al hacerlo, se ayuda a los empleados a superar la tensión y la distracción para que enfoquen su atención total en el trabajo.

9. Tomar decisiones firmes e inspirar respeto

Cuando llega el momento de tomar decisiones, el líder exitoso lo hace con firmeza. Los grandes líderes están seguros de sí mismos, confiados y no vacilan una vez se comprometen con un objetivo. Los empleados se sienten naturalmente atraídos por alguien que imparte seguridad y fortaleza, especialmente en tiempos de crisis.

Pero el buen líder también inspira respeto. El respeto se gana, no se exige. Y se gana admitiendo los errores cuando así procede, y demostrando empatía, humildad y confianza.

10. Formar con el ejemplo

Los líderes del futuro serán tan buenos o aún mejores que sus mentores de hoy. Esto refuerza el concepto de que se debe predicar con el ejemplo. Si el líder llega tarde, miente a otras personas en la organización o dedica su tiempo a atender asuntos personales, los empleados creerán que esta es la forma correcta de hacer las cosas y que ellos también tienen derecho a hacerlo. Así, será muy difícil cumplir con los objetivos, satisfacer las expectativas de la organización y ascender en la escala corporativa.

Pero si el líder es trabajador, justo en sus consideraciones y siempre busca su mejor versión, a su alrededor la mejora personal y el trabajo bien hecho serán el modo habitual de funcionar, ya que la imitación es el modelo de aprendizaje más primordial en el ser humano.

Curso Gestión de Equipos de Alto Rendimiento

El liderazgo de equipos exitoso no es una habilidad innata, exige compromiso y superación continua. Desarrollarse como líder en el siglo XXI supone adquirir una serie de competencias que pueden aprenderse a través de programas de excelencia como el Curso Gestión de Equipos de Alto Rendimiento.

El profesional que lo realiza, adquiere capacidades para liderar y gestionar equipos optimizando dinámicas entre los miembros del grupo y resultados de trabajo. Y todo ello a través de situaciones habituales del ámbito organizacional que ayudan a ejercitar habilidades como las 10 que hemos considerado.

Hoy puedes empezar tu camino para ser un líder del futuro. Inicia ahora tu formación.

Gestión de Equipos de Alto Rendimiento

 

Compartir esta entrada