Establecer criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015

Establecer criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015

criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015

Cómo establecer criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015

Identificar y evaluar aspectos ambientales, aún durante la etapa de planificación, es uno de los puntos más importantes de la norma ISO 14001. La comprensión de los aspectos y de los impactos ambientales que generan, son factores de éxito en la implementación de un Sistema de Gestión Ambiental.  Pero ¿cuáles son esos criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015?

En el idioma de la normativa ISO 14001, un “aspecto ambiental” es un agente o un elemento de las actividades que se llevan a cabo en su organización – para la producción de bienes y servicios -, que potencialmente tiene la capacidad de afectar al medio natural, generando impacto ambiental.

Pensemos en un ejemplo cotidiano: en una organización dedicada a la producción y almacenamiento de combustibles en tanques de superficie o subterráneos, un posible derrame mientras se llenan los tanques, es un ejemplo claro de “aspecto ambiental”.  La contaminación de aguas subterráneas, producto de este aspecto ambiental, constituye un impacto ambiental.

Entonces:

                 Actividad                         =        Almacenamiento de combustibles

                 Aspecto Ambiental        =        Derrame de combustibles

                 Impacto Ambiental       =        Contaminación de aguas subterráneas

 

Es claro que los aspectos ambientales causan impactos ambientales. La tarea es establecer criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015, con un enfoque básico y sistemático, que permita identificar, evaluar y gestionar tales aspectos.

ISO 27001

Establecer criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015

Cada organización debe establecer sus propios criterios, basada en un análisis crítico de sus posibles impactos potenciales y actuales. Su organización no es la excepción. Los criterios que pueden ser válidos para otras organizaciones, no necesariamente serán útiles en su Sistema de Gestión Ambiental.

El propósito de la evaluación de los aspectos ambientales significativos, es determinar su importancia. No todos los aspectos ambientales tendrán que ser gestionados; solo aquellos que, de acuerdo con sus propios criterios, su organización encuentre significativos.

Teniendo en cuenta el tipo, la naturaleza y la complejidad de su organización, se determinarán las técnicas necesarias para determinar cuáles son los criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015.

Consideraciones para establecer criterios de evaluación de aspectos ambientales

  • Potencial de causar daños al medio ambiente.
  • Tamaño y frecuencia de aparición del aspecto ambiental.
  • Importancia de la actividad generadora del aspecto ambiental.
  • Los requisitos legales, medioambientales involucrados en el aspecto.

Los aspectos ambientales pueden ser directos e indirectos. Los directos, están asociados a las actividades, productos y servicios propios de la estructura de la organización, sobre los que se tiene control directo para su gestión. Un ejemplo claro de aspecto ambiental directo, es la disposición de residuos dentro de las instalaciones de la organización. Sin embargo, el interés de la organización debe centrarse en los aspectos indirectos, como aquellos que gestionan subcontratistas, clientes o proveedores.

Diversas técnicas se pueden implementar para definir una lista de aspectos ambientales en una organización. Entre ellos está el método de la cadena de valor, el método de flujo de procesos, la identificación de materiales, y por supuesto, el cumplimiento de los requisitos legales.

Conclusión

Sin importar la metodología que se adopte para la definición de los criterios para evaluar aspectos ambientales en ISO 14001:2015, la organización tendrá éxito en esta gestión, si logra involucrar en este proceso, al mayor número de personas relevantes, y hace un seguimiento de re-evaluación periódico. De esta forma, se obtendrán resultados coherentes y acordes con los procesos actuales de la organización.

No tiene por qué existir temor de no lograrlo en el primer intento. Para ello, existen las revisiones y los procesos de seguimiento y las evaluaciones periódicas, que permitirán retroalimentar el Sistema de Gestión Ambiental y definir con el tiempo, los aspectos que requieren mayor atención.

Si desea ampliar sus conocimientos sobre la norma ISO 14001:2015, desde nuestra Escuela Europea de Excelencia tiene a su disposición una amplia oferta formativa, entre los que destacamos el curso Transición a la nueva ISO 14001:2015.




Curso online transicion iso 14001



 

Compartir esta entrada