Cuánto debe implicarse la Alta Dirección en el Sistema de Gestión de la Calidad

Cuánto debe implicarse la Alta Dirección en el Sistema de Gestión de la Calidad

Alta Dirección en el Sistema de Gestión de la Calidad

Alta Dirección en el Sistema de Gestión de la Calidad

Suele haber cierta confusión dentro de la propia organización a la hora de determinar en qué medida debe implicarse la Alta Dirección en el Sistema de Gestión de la Calidad.

No obstante, existen referencias en relación a los temas del Sistema de Gestión de Calidad (SGC) que deben ser cubiertos por la Alta Dirección para asegurar la eficacia del mismo.

Una buena solución para establecer cuánto debe implicarse la Alta Dirección en el Sistema de Gestión de la Calidad es tener en consideración el mapa de procesos.

A través del mapa de procesos es posible conectar a la Alta Dirección con aquellas responsabilidades de administración documentadas para cada uno de los tipos de procesos (procesos clave, de apoyo y los que son prestados externamente).

Cómo determinar cuánto debe implicarse la Alta Dirección en el Sistema de Gestión de la Calidad

Partiendo de que las decisiones tomadas tienen su origen en la Alta Dirección, una buena manera de determinar la implicación de ésta en el SGC es empezar por definir sus responsabilidades según la norma ISO 9001:2015.

CURSO GRATUITO: Introducción a la ISO/IEC 27001

Veamos las responsabilidades de la Alta Dirección sobre los siguientes aspectos clave del SGC:

  • Orientación al cliente: la Alta Dirección debe demostrar su liderazgo y compromiso. Para ello, puede hacer uso de encuestas para conocer las expectativas de los clientes, listados de los requisitos legales, listas de riesgos y oportunidades que pudieran impactar en los productos y servicios, así como establecer programas de mejora orientados a lograr la satisfacción del cliente.
  • Política de calidad, objetivos e indicadores clave del rendimiento: la Alta Dirección debe asegurar el establecimiento, implementación y mantenimiento de una política de calidad, definiendo, para ello, la misión, visión, valores organizacionales, dirección estratégica y objetivos tanto generales como los referentes a calidad. Igualmente, debe definir los programas de sensibilización sobre calidad, así como el sistema de incentivos para el fomento de la mejora continua del Sistema de Gestión de Calidad.
  • Roles organizacionales: la Alta Dirección tiene la función de asignar las diferentes responsabilidades y autoridades relevantes dentro de la organización. Para lo cual, debe considerar la matriz de responsabilidad operativa definida para cada proceso, la matriz de calificaciones y niveles de competencia exigidas, la descripción de las tareas a realizar, el listado de los procesos con los propietarios de cada uno, así como la función del gerente de calidad.
  • Revisión de la gestión: la Alta Dirección ha de asegurar que el Sistema de Gestión de la Calidad continúa siendo eficaz y está alineado con la dirección estratégica de la organización. Para tal fin, debe hacer uso de informes sobres las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas que afecten a su organización, así como informes que permitan analizar los aspectos políticos, económicos, sociales y tecnológicos incidentes sobre la misma. Igualmente hará uso de la información de las auditorías internas, evaluaciones realizadas a sus proveedores, materiales empleados en sus operaciones, así como las acciones definidas para el tratamiento de los riesgos y oportunidades.
Cuánto debe implicarse la Alta Dirección en el #SistemaGestiónCalidad Clic para tuitear

Para que la implicación de la Alta Dirección sea exitosa es importante desarrollar un buen proceso de comunicación entre la misma y la propia gestión operativa.

Finalmente, conviene señalar que no existe una única opción en cuanto a la implicación de la Alta Dirección en el Sistema de Gestión de la Calidad. Cada organización, en base a su tamaño y sector, deberá determinar en qué medida la Dirección va a estar implicada en los temas y decisiones del SGC.

Así pues, a modo de ejemplo, mientras que en una pequeña organización la Alta Dirección puede estar implicada en todos los aspectos concernientes del SGC, en otra de gran producción, la Dirección se centrará tan sólo en determinados aspectos del propio sistema.

Formación sobre Calidad para gerentes y directivos

Gestionar, coordinar y asegurar una gestión de la Calidad efectiva requieren de la Alta Dirección una serie de habilidades y competencias de alto nivel. Muchos de nuestros alumnos del Diplomado en Gestión de la Calidad ISO 9001:2015 realizan esta formación para conocer y desarrollar metodologías que les permitan la alineación estratégica de los objetivos de la organización y la gestión de la calidad.

Los contenidos del Diplomado en Gestión de la Calidad profundizan en todos los aspectos requeridos para implementar y liderar la gestión eficiente de Sistemas de Calidad:

  • Análisis e interpretación de los requisitos de la norma ISO 9001:2015.
  • Análisis del contexto de la organización y alineación con la estrategia organizacional.
  • Enfoque basado en procesos.
  • Desarrollo de la documentación asociada al SGC.
  • Enfoque basado en riesgos.
  • Auditoría y evaluación del SGC.
  • Gestión de no conformidades y acciones de mejora.

 

Si está evaluando si en su organización se da cumplimiento a los requisitos de la norma ISO 9001:2015 relativos al Liderazgo del Sistema de Gestión de la Calidad, nuestra plantilla de Diagnóstico de Liderazgo en ISO 9001:2015 le será de utilidad:

Descargar gratis Plantilla Diagnóstico Liderazgo en ISO 9001:2015

 

No dude en contactarnos si tiene alguna duda acerca de nuestros cursos de formación ISO.




curso online auditor interno iso 9001:2015



Compartir esta entrada


Abrir chat