HEADERTOP TELEFONO PAISES IP Y REDES

BUSINESS SCHOOL - 00 34 912 797 949

Formación online para los profesionales de los Sistemas de Gestión
Imagen de perfil

Lecciones de liderazgo: Sigue hambriento, sigue insensato

serie-liderazgo-14

Liderazgo

El último post sobre lecciones de liderazgo de Steve Jobs recogidas en el libro que lleva su mismo nombre y escrito por el periodista Walter Isaacson, recoge los movimientos sociales de los años sesenta cuando el protagonista de esta historia, Steve Jobs, era el resultado de esas dos grandes corrientes que surgieron en la zona de la bahía de San Francisco.

El primero de ellos era la contracultura de los activistas antibélicos y los hippies que se caracterizaba por las drogas psicodélicas y el desafío a la autoridad. El segundo era la cultura tecnológica y hacker de Silicon Valley, completa de ingenieros, obsesionados con la tecnología, piratas telefónicos, ciberpunks y emprendedores que se escondían en los garajes después de haber hackeado un extenso listado de páginas webs.

Entre toda esta marabunta de movimientos que perseguían alcanzar el éxito se encontraban otros grupos de pensamiento más volátiles como meditación, grupos de pensamiento zen, hindú o de relajación como el yoga.

Algunas publicaciones como el Catálogo de toda la Tierra de Stewart Brand mostraban en su primer número una famosa fotografía del planeta Tierra tomada desde el espacio con el subtítulo de “Accede a las herramientas”. El pensamiento profundo que quería transmitir esta afirmación era que la tecnología “podía ser nuestra amiga”, formar parte de nuestra vida.

Nuestro líder era un aficionado a esta revista y una de las entregas de ésta que más le impresionó fue la publicada en el año 1971, cuando él aún seguía estudiando en el instituto y más tarde la llevó consigo hasta la universidad y, después, a una comuna donde vivió tras dejar sus estudios.

Con los años, recordaba esa publicación y relataba que en la contraportada del último número “había una fotografía de una carretera rural a primera hora de la mañana, una de esas que podrías encontrarte haciendo autostop si eres algo aventurero. Debajo de la imagen había unas palabras: Sigue hambriento. Sigue insensato”.

Excelencia empresarial

Jobs mantuvo esa ansía y desenfreno al igual que imprudencia durante toda su trayectoria profesional con el fin de no perder ese ápice de personalidad hippy que le caracterizó en aquella época y que le acompañará en todas sus facetas empresariales y lo convertirá en el gran líder que fue. Siempre se caracterizó por combinar su vertiente empresarial y de ingeniería “con una veta hippy e inconformista de los días que fue un rebelde de temperamento artístico que consumía ácido y andaba en busca de la iluminación”.

Pero no solo en su vida laboral sino en sus relaciones personales ya que su comportamiento era un claro reflejo de las “contradicciones, la confluencia e incluso, la síntesis de todas estas corrientes tan diversas”.

Igualmente hizo con su compañía Apple, trasladando esta visión a una estrategia, con la publicación de anuncios con una tendencia rebelde con la intención, se intuye, de no querer perder ese sentimiento y quehacer hippy y de hacker.

Según Isaacson el conocido anuncio de “1984” mostraba a una chica rebelde que escapaba de la policía del pensamiento y que lanzaba un martillo contra una pantalla que aparecía el Gran Hermano de Orwell.

 [Tweet «Aporta un toque informal a tu perspectiva empresarial»]

Innovaciones tecnológicas

A su regreso a Apple, Jobs colaboró en la redacción de los anuncios de la campaña “Piensa diferente” que rezaba esta frase: “Este es un homenaje a los locos. A los inadaptados. A los rebeldes. A los alborotadores. A las fichas redondas en los huecos cuadrados…”. No se sabe bien, pero se intuye y se deja entrever que nuestro líder estaba haciendo una descripción de su persona y con esta última frase, se descubrió completamente: “Aunque algunos los vean como locos, nosotros vemos su genio. Porque las personas lo bastante locas como para pensar que pueden cambiar el mundo son las que lo cambian”.

Para Jobs las personas que se distinguían de las demás y caminaban a contracorriente podrían tildarse de alocadas o de imprudentes a la hora de lanzarse a mostrar una u otra idea. Sin embargo, esa personalidad contradictoria fue una de las esencias de Jobs, que consiguió salirse de las fronteras y hacer ver que las cosas son más fáciles de como las pintan. Simplificó su trabajo, transmitió las innovaciones tecnológicas con una conceptualización asombrosa y diseñó novedosos dispositivos que han revolucionado la tecnología universal.

A algunas personas les asombra el enfoque del mundo actual pero esa realidad es cambiante, inflexible que no debe asustarnos sino ver a través de ella como hizo Jobs. Él fue capaz de alcanzar un entendimiento profundo de este fenómeno cultural fuera de sus fronteras e incorporarlo en su estrategia.

Hoy en día, los publicistas de las grandes empresas dan forma a esta visión y la usan en sus campañas porque lo verdaderamente importante es aprender a ver el mundo y la sociedad en la que vivimos a través de los ojos de las nuevas generaciones para que nuestros proyectos despeguen.

Su rebeldía se reflejaba incluso en sus trabajadores ya que el listón de la excelencia sobrepasaba sobradamente. Apple contrató a personas independientemente de su edad, origen o titulación, lo que importaba eran sus aptitudes y actitudes, ser el mejor y entregarse totalmente a su trabajo.

Los inicios de la carrera de Jobs, como anteriormente dijimos, se caracterizaron por apostar por una visión propia de sus productos como si se trataran del “próximo sueño”, es decir, trabajar en productos nuevos, originales, diferentes y aprendiendo a no fijarse en los demás. Porque lo que hagan los demás provocará que sea una repetición o algo diferente envuelto, de otra forma, pero con el mismo contenido.

Su estratégico lema “piensa diferente” que se convirtió en el slogan de su compañía intentó llevar a la práctica el ser diferente y no quedarse en un mero concepto. Jobs actuó y pensó de forma distinta de verdad y gracias a esa actitud consiguió que millones de personas de diferentes culturas se acercaran a la tecnología con otros ojos.

Jobs, en una de sus muchas intervenciones, animaba a la gente a no perder el tiempo porque era limitado y con ello a no malgastarlo “viviendo la vida de otro”.

¿Qué piensas al respecto, eres de los que “imita” o te diferencias de los demás? No olvides que los grandes proyectos nacen de las ideas más alocadas, por ello, es importante que no pierdas esa perspicacia para alcanzar lo que otros creen haber alcanzado.

Seguiremos hablando sobre liderazgo y formas de conseguirlo. Sigue atento a nuestro blog y a nuestra sesión de cursos.

12 febrero, 2015
arriba

ESCUELA EUROPEA DE EXCELENCIA ©2018 Todos los derechos reservados.

Entrar

Register

Create an Account
Create an Account Back to login/register