8 pilares para evaluar un sistema antisoborno

evaluar un sistema antisoborno

8 pilares para evaluar un sistema antisoborno

evaluar un sistema antisoborno

Las organizaciones necesitan evaluar un sistema antisoborno para corroborar que sus programas son efectivos y que de verdad tienen la capacidad de prevenir y detectar la corrupción. Cuando dedicamos esfuerzos y recursos en un sistema antisoborno lo hacemos para que funcione de manera efectiva. Y es una pena descubrir que no es así cuando es demasiado tarde.

De ahí la importancia de evaluar un sistema antisoborno de forma continua y eficaz, de modo que permita la mejora del sistema. Para saber cómo hacerlo, hemos identificado 8 pilares en los que debemos centrar nuestra atención.

8 pilares para evaluar un sistema antisoborno

Como primer apunte, se ha de considerar que los procedimientos de prevención del soborno deben ser proporcionales al riesgo al que se enfrenta la organización. Una vez establecidos, estos deben ser monitoreados, revisados y evaluados, en base en los siguientes 8 postulados:

1. Compromiso de la organización con el sistema

Se evalúa el tiempo, las prioridades y los recursos que la alta dirección ha destinado para el mantenimiento del sistema. El monitoreo del compromiso de gestión de la organización también implica la realización de encuestas preexistentes a empleados clave. Con ellas, generalmente, se busca comprender cómo se percibe el tratamiento del cumplimiento por parte de la alta dirección y la influencia que tienen sus decisiones en la gestión de cumplimiento.

2. Claridad y comunicación

La claridad suele confundirse con buena comunicación. Una política clara es aquella que es accesible y entendible para los empleados, en tanto que la comunicación abarca un concepto mucho más extenso. La comunicación incluye programas de capacitación y pruebas de absorción del conocimiento. Claridad y comunicación son siempre necesarias para lograr una verdadera cultura contra la corrupción.

3. Aceptación de riesgo

Las organizaciones determinan niveles de riesgo que consideran aceptables para ellas y establecen medidas en base a ello. Cuanto mayor es la aceptación del riesgo, también lo es la posibilidad del incumplimiento. Por ello, es necesario centrarse en comprobar si ese nivel de aceptación del riesgo es el más acorde en relación a la organización y a su contexto, y no solo atender a la evaluación del riesgo a nivel general.

4. Expectativas sobre el cumplimiento y medición del cumplimiento

Se han de tener en cuenta las expectativas de cumplimiento del sistema, así como las medidas de control y monitoreo alineadas con tales expectativas. Esas expectativas se establecen a partir de la política de cumplimiento, de los procedimientos, de los documentos en los que se fijan objetivos…

Evaluar un #SistemaAntisoborno en el marco de #ISO 37001 permite comprobar la eficacia del sistema ¿Cómo se hace? Clic para tuitear

5. Partes interesadas

El nivel de participación de las partes interesadas o su influencia en el alcance de los objetivos del sistema es el punto a evaluar aquí. Por supuesto, el rol de las partes interesadas es un indicador de la madurez del sistema. Un ejemplo de ello son los empleados, que pueden hacerse responsables de monitorear y controlar algunas tareas del sistema. Se construye así una línea de defensa en apoyo de la labor del oficial de cumplimiento.

6. Recursos y presupuesto para el sistema

Se refiere a los fondos, personal, tecnología y programas de capacitación dispuestos para alcanzar los objetivos del sistema antisobornoCuando se asignan recursos no adecuados o insuficientes, se limita la capacidad del sistema, lo cual representa una alta exposición a los riesgos predominantes, sobre todo en algunas áreas geográficas específicas.

7. Gobernanza e informes

Se evalúan los niveles de gobernanza, los canales de comunicación, las medidas de acción para evitar desviaciones y los protocolos establecidos para la presentación de informes. En este punto hemos de tener en cuenta que los informes fiables son esenciales para la toma correcta de decisiones.

8. Gestión y acción de incidentes

Al evaluar un sistema antisoborno, atendemos, como último pilar, la madurez del proceso y la gestión de incidentes y acciones contra las vulneraciones. Las acciones sobre las desviaciones y la coherencia en su aplicación constituyen una medida imperativa en la evaluación integral del sistema de cumplimiento. Esto es así, porque un sistema que no penaliza la corrupción con determinación no puede ser tomado en serio.

Curso ISO 37001 Sistemas de Gestión Anti Soborno

En el año 2020 la Escuela Europea de Excelencia seguirá trabajando intensamente con el objetivo de ampliar y mejorar su oferta formativa. Uno de nuestros propósitos es poner en marcha un nuevo programa de formación: el Curso ISO 37001 Sistemas de Gestión Anti Soborno.

Si se encuentra interesado en este curso, le recomendamos consultar con frecuencia nuestra oferta formativa a la espera de esta novedosa convocatoria.




curso online auditor interno iso 9001:2015



Compartir esta entrada