5 herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015

5 herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015

herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015

Las herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015 resultan definitivas en áreas más críticas y complejas del Sistema, pues están directamente ligadas al fracaso o al éxito de los métodos y los procesos.

La gestión de riesgos existe precisamente para que las posibilidades de éxito de un proyecto, sean aumentadas y las posibilidades de fracaso disminuyan en la misma proporción. El uso de herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015, ayuda a los profesionales que se ocupan del tema, a tomar mejores decisiones y a evaluar y priorizar los riesgos para evitar su impacto sobre las personas, los equipos, los procesos o las instalaciones.

Es importante que el profesional detrás de los análisis y el uso de herramientas posea la suficiente cualificación y sepa que a menudo el empleo de una sola herramienta puede no ser suficientes para tomar la mejor decisión.

Herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015

Hemos identificado 5 de las herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015 más utilizadas, gracias a su eficacia comprobada. Veamos:

FMEA

FMEA – Process Failure Mode an Effective Analysis por sus iniciales en inglés -o AMEF -Análisis Modal de Fallos y Efectos- tiene como objetivo reconocer y evaluar las posibles fallas de un proceso y sus respectivos efectos. Esta herramienta también identifica acciones que deben ser tomadas para reducir o efectivamente eliminar la probabilidad de que ocurran estos fallos.

AMEF identifica y clasifica los riesgos potenciales para cada paso del proceso. Al indicar las posibles fallas que generan el mayor número de prioridades de riesgo, la herramienta cumple dos funciones.

  1. Ayudar a los ingenieros y administradores a evitar fallos potenciales, ahorrando dinero y tiempo.
  2. Determinar la mejor manera de invertir el presupuesto financiero y el tiempo disponible.

La herramienta se convierte en un banco de conocimiento de la empresa, ya que proporciona el registro de todas las fallas que ya se han considerado y las acciones que se han tomado.

¿Y si sucede…?

Es una herramienta sencilla en su aplicación y con un enfoque muy útil en la detección de riesgos, centrándose en la identificación. Es una técnica que posibilita ese proceso en cualquier fase del proyecto.

Para hacer uso de esta herramienta, se realizan reuniones con el equipo que conoce los procesos y se evalúan cuestiones como el flujo del proceso y de los subprocesos involucrados, junto con sus entradas y salidas.

Basados en el conocimiento de los integrantes del equipo, se hace la pregunta clave: ¿y sí sucede…? Por ejemplo: ¿y si la presión de esa válvula es muy alta?, ¿y si un empleado olvida apagar este equipo en la noche?, ¿y si se alcanza este nivel de temperatura?… A partir de las respuestas, el equipo es capaz de identificar riesgos genéricos y sus causas.

Tengamos en cuenta que las respuestas no necesariamente deben identificar las causa, pero si hacen posible que los involucrados implementen medidas de prevención al detectar un riesgo inminente.

Lista de verificación

Se trata de una herramienta de contribución, ya que precisa que los riesgos ya se han identificado anteriormente en otros procesos. La lista de verificación sirve para verificar la aplicación o no de las medidas recomendadas en procesos de análisis de riesgos anteriores.

Para esta verificación, las medidas anotadas de procesos anteriores, se enumeran y se señalan en un cuadro al lado de cada una, presentando tres opciones: “Si”, “No” o “No Aplica”.

PMBOK

PMOBOK – Project Management Body Of Knowledge – es una guía de conocimientos basada en procesos, que debe ser complementada con otros conocimientos, y no con métodos, como alguien puede llegar a pensar.

Es, por lo tanto, una estandarización que reúne y describe lo que hay que hacer, cuáles son las prácticas más reconocidas y cómo hacerlo.

PMBOK describe herramientas, procesos y técnicas de gestión de proyectos hasta obtener resultados óptimos. Al ser una herramienta general, puede ser utilizada y aplicada en cualquier tipo de sistema de gestión, ya sea en la industria, el comercio o los servicios.

APR

El Análisis Preliminar de Riesgos, como el propio nombre lo advierte, es una técnica que se aplica en fases iniciales de la implementación de un sistema de gestión de riesgos.

Consiste básicamente en la construcción de una tabla en la que se enumeran los posibles peligros inherentes a una actividad, a un proceso o a un sistema, y las causas y consecuencias del riesgo.

Estos análisis se realizan de acuerdo con el grado de severidad y la probabilidad de ocurrencia, generando un indicador que va desde 1 hasta 3.

Utilizar herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015 en una organización, es más que priorizar la seguridad: es una tarea que involucra a las personas relacionadas con los procesos para que la excelencia sea el objetivo final.

Si desea ampliar su conocimiento acerca de la mejor forma de utilizar las herramientas para la gestión de riesgos en ISO 9001:2015 puede acceder a nuestro Taller ISO 9001:2015 Enfoque basado en Riesgos. Esto le permitirá cumplir con los nuevos requisitos de la norma y avanzar con paso firme hacia la certificación. 

Compartir esta entrada