Lecciones de Liderazgo: Responsabilízate del todo el proceso

Lecciones de Liderazgo: Responsabilízate del todo el proceso

serie-liderazgo-3

Liderazgo

Un buen líder debe conocer todo el proceso que sigue su producto o servicio desde que se planifica o se diseña hasta que llega a manos del usuario final. El usuario final desea obtener productos que satisfagan sus necesidades pero que también superen sus expectativas, en definitiva que les sorprendan.

Esta lección de Liderazgo: Responsabilízate de todo el proceso, es otra de las prácticas que fomentaba Jobs, él se esforzaba en responsabilizarse del “paquete completo” como él lo llamaba. Más adelante entenderán el significado de lo que consideraba “paquete completo”.

[sociallocker id=”2930″]

Steve Jobs era consciente de que la mejor forma de lograr la sencillez era conseguir que el hardware, software y los periféricos se pudieran integrar, formando el “ecosistema Apple”. Un ejemplo de ello puede ser un iPod conectado a un software iTunes y un Mac. Lo que pretendía es que esta conexión de dispositivos los hiciera más sencillos, la sincronización fuera más simple y que se produjeran menos fallos.

Al integrar productos Apple, diseñados para este fin, el usuario no tendría que quebrarse la cabeza en buscar otros e investigar la forma de hacerlo. Responden bien por separado y con su integración aumentan las funcionalidades y siguen ofreciendo una respuesta óptima.

Asumir la experiencia del usuario, labor que realizaba Jobs y continúa Apple, es una práctica que pocas compañías hacen, por lo que se puede considerar como un elemento de valor añadido.

Pero, ¿en qué consiste asumir la experiencia del usuario? Si seguimos con la perspectiva del material informático, el proceso de asumir la experiencia del usuario debe recoger:

  • Usabilidad.

Usabilidad es un concepto referido a la facilidad de uso de una aplicación o producto. Dependerá de su dimensión empírica, dependiente, relativa y ética.

La usabilidad puede ser medida y evaluada, debe demostrar la utilidad del producto, satisfacer las necesidades de su público y debe responder a la rentabilidad del producto en cuestión.

  • Accesibilidad.

La accesibilidad se define como la posibilidad de un producto a ser usado por el mayor número de personas posibles, sin entrar en considerar las limitaciones del individuo o las del contexto de uso.

No tiene sentido pensar en accesibilidad y usabilidad como dos cualidades diferentes. Si tenemos un diseño que no es usable, no se podrá considerar accesible, lo mismo ocurre al contrario.

Es un error pensarlos como atributos diferentes. No es posible considerar un diseño plenamente accesible mientras existan usuarios objetivo que no sepan usar nuestro producto.

La usabilidad y accesibilidad son el resultado de un diseño focalizado en todos los usuarios que componen la audiencia del producto, pero no el resto de la población.

[Tweet “Usabilidad y accesibilidad: dos términos inseparables para mejorar la experiencia de los usuarios”]

  • Diseño e interacción.

El diseño de la interacción puede representarse como el sistema nervioso del aparato. Nos referimos a la actividad y resultado de definir el comportamiento interactivo del dispositivo.

  • Diseño gráfico.

Este aspecto está ligado con la elegancia del producto, procediendo a diseñar, en detalle, cuál será su aspecto.

Esta dimensión gráfica condicionará la usabilidad del mismo desde el primer momento de la interacción.

Un diseño gráfico usable puede traducirse también en un modo de conseguir la expresividad de los productos y de potenciar nuestra propia identidad visual.

El objetivo final de esto es facilitar el uso a los usuarios de los productos que ofrece la empresa y que no se tengan que preocupar sobre cómo integrar sus ordenadores y dispositivos.

La versión contraria a esta forma de pensar es la que está llevando a cabo hoy día Google. En este caso, esta compañía mantiene un enfoque más abierto que permite que distintos fabricantes de hardware puedan usar sus sistemas operativos y su software.

Para Jobs estos tipos de productos carecían de valor alguno, resaltemos que no es nuestra opinión, es lo que Steve Jobs pensaba y quería evitar en su trabajo.

Este punto de vista seguramente sea compartido por muchos lectores y rechazado por otros tantos, es un tema que implica un cierto debate y exposición de comentarios.

Esta obsesión de conformar un paquete completo iba acompañada de la perfección y elegancia. Los productos no deben perder su elegancia ni contener alguna imperfección. Esas son las bases de la calidad de los productos que quería ofrecer Steve Jobs a través de Apple.

El usuario obtiene una grata experiencia cuando recibe productos sorprendentes, acostumbrado a encontrarse con aparatos chapuceros, mensajes de error o interfaces irritantes, nos cuenta Walter Isaacson, autor del libro Lecciones de liderazgo de Steve Jobs.

Entrar a un ecosistema Apple debe producir la misma sensación que entrar en uno de los jardines zen de Kioto, decía Steve Jobs.

[/sociallocker]

Quizás no es lo recomendable ser un obseso del control, demasiada ofuscación con el tema puede conducir a fallos o errores en nuestros productos o servicios.

No para todas las organizaciones es fácil crear un “ecosistema” como el que se plantea en esta lección de liderazgo. Lo que sí está claro que el esfuerzo por facilitar la usabilidad del usuario es reconocido y genera un valor añadido a sus productos o servicios.

Compartir esta entrada