Cómo mejorar la ejecución y las pruebas de control interno

Cómo mejorar la ejecución y las pruebas de control interno

pruebas de control interno

¿Por qué debemos preocuparnos por mejorar la ejecución y las pruebas de control interno? Porque, en la búsqueda de la eficiencia, la transparencia y en la gestión empresarial, los controles internos protegen los activos, garantizan la exactitud de la información, impulsan la eficiencia operativa, y fomentan la adhesión a las políticas, normas, reglamentos y leyes. En definitiva, porque resultan fundamentales en la gestión de riesgos dentro del entorno organizacional.

Para garantizar todo lo anterior, es preciso mejorar la ejecución y las pruebas de control interno, y para ello debemos tener muy claro qué es el control interno y que este puede mejorarse a través de las pruebas de control interno y el monitoreo continuo.

45001

¿Qué es el control interno?

Podemos definir el control interno como el plan de la organización y todos los métodos y medidas coordinados, aplicados para proteger los activos, verificar la exactitud y fidelidad de la información, promover la eficiencia y fomentar el cumplimiento de las directrices establecidas.

Así, la correcta ejecución de las pruebas de control interno ayuda a reducir los riesgos, aumentando la productividad y a mantener buenos indicadores de calidad y de seguridad dentro de la organización.

Entonces, el control interno es un proceso, o serie de procesos, que buscan proporcionar un grado de confianza lo suficientemente alto como para alcanzar:

  • La eficacia y eficiencia en el uso de los recursos.
  • La confiabilidad de la información financiera.
  • El cumplimiento de las normas y políticas establecidas, entre las que se incluyen, por supuesto, los estándares internacionales de ISO.

Junto con la gestión de riesgos, el control interno ayuda a las organizaciones a comprender las amenazas a las que están expuestas, para que así puedan implementar acciones para combatirlas dentro de un proceso planificado y estratégico. Por lo tanto, la gestión de riesgos y el control interno constituyen los pilares de lo que se conoce como gobierno corporativo.

Además, para garantizar que el control interno cumpla con todos estos propósitos, es preciso efectuar pruebas de control interno y llevar a cabo un monitoreo continuo.

Las #PruebasControlInterno permiten corroborar la eficiencia de un sistema de #ControlInterno. Aprenda cómo optimizar su ejecución. Clic para tuitear

¿Qué son las pruebas de control interno?

Las pruebas de control interno son el proceso más recurrente en las organizaciones que han implementado un sistema de control interno sólido. Son procesos que ponen a prueba la eficacia del sistema de control interno. En ellos existen dos niveles: un primer nivel es responsable de las pruebas y, un segundo nivel, es el encargado de monitorear los resultados de las pruebas de forma independiente.

Mejorar el control interno parte en gran medida de un diseño óptimo de las pruebas. Para  lograr este diseño eficiente de las pruebas de control interno hemos de tener en cuenta que este debe hacer que su monitoreo sea más fácil y allanar el camino para obtener mejoras significativas como:

  • La optimización de marcos de control de cumplimiento.
  • La consistencia y concordancia en la ejecución de las actividades de la prueba.
  • La supervisión de las actividades de la prueba en una ubicación única.
  • La transferencia de conocimiento al personal.
  • La concienciación del personal sobre la importancia de la gestión de riesgos y de la función que cumplen las pruebas de control interno en la prevención de los riesgos.

Monitoreo continuo del control interno

El monitoreo continuo eficaz garantiza que el sistema de control interno proporcione la protección necesaria a la organización. El monitoreo debe ser diseñado para identificar y corregir fallas en el control interno antes de que estas se traduzcan en una distorsión significativa de la información, por ejemplo, o en la ocurrencia de eventos catastróficos. Así mismo, ha de ser planteado teniendo en cuenta las dimensiones y complejidad de cada organización.

Curso ISO 31000:2018 Gestión de Riesgos

El Curso ISO 31000:2018 Gestión de Riesgos permite a sus alumnos conocer de manera profunda los aspectos relativos a la gestión de riesgos, los capacita para proceder a una gestión de riesgos eficaz al conocer los diferentes grados de riesgos que puede encontrar una organización, mientras intenta cumplir con sus objetivos de negocio, así como las metodologías para abordarlos.

Para ser uno de los participantes en este curso, solo necesita inscribirse aquí.




Curso online ISO 31000



Compartir esta entrada