Lecciones de Liderazgo: Transmite

Lecciones de Liderazgo: Transmite

serie-liderazgo-8

Liderazgo

Existen numerosos factores que influyen en la decisión de compra de cualquier producto. Entre esos factores quizás destaque lo que somos capaces de transmitir al cliente mediante el diseño elegido para el producto y su empaque.

Steve Jobs le daba mucha importancia a esto. Mike Markkula, que fue su primer mentor, le transmitió la especial importancia de tres principios: empatía, concentración y transmitir. Este último pasó a ser una de las doctrinas fundamentales de su vida.

De estas palabras que le transmitió su mentor él recordaba: “Mike me enseñó que la gente sí juzga un libro por la cubierta”. Esto se puede traducir en que las personas se forman una opinión sobre un producto cualquiera o una empresa fundamentándose en cómo está representado y/o empaquetado.

[sociallocker id=”2930″]

En 1984, Jobs estaba preparando el lanzamiento del Macintosh y le obsesionaba mucho la idea de los colores y el diseño de la caja.

De igual forma le preocupaba y le dedicó mucho tiempo a diseñar las cajas de empaque del iPod y el iPhone. Quería que pareciesen joyeros y patentó sus diseños.

Él decía “Queremos que, cuando abras la caja de un iPhone o de un iPad, la experiencia táctil condicione cómo vas a percibir el dispositivo”.

Desempaquetar un producto es un ritual que representa una historia, tal como puede ser el teatro, y que pronostica sus virtudes.

Normalmente, Steve Jobs utilizaba el diseño de un producto para, precisamente, transmitir una señal o un sentimiento, más que para que fuera simplemente funcional.

Un ejemplo de esto último puede ser el momento en que Jobs regresa a Apple y estaban en el trascurso de la creación del nuevo iMac. El iMac era un dispositivo de aspecto juguetón y se pensó en incorporar un asa pequeña en la parte superior del mismo. Demasiada funcionalidad no tenía este asa, pues se trataba de un ordenador de sobremesa, por lo que no iba a ser frecuente su transporte.

La decisión de incorporar esta asa era darle un aspecto más simpático, que mostrase que estaba al servicio del usuario. Esto trajo oponentes a causa de los costes añadidos que suponía pero a Jobs no lo frenaba nadie y sin dar más explicaciones afirmó: “Vamos a hacerlo”.

Desde el punto de vista estratégico el empaque toma el papel más complejo como herramienta competitiva a la hora de realizar una venta.

La primera impresión no se olvida nunca, no se tiene una segunda oportunidad para transmitir una buena impresión, aquí radica la especial importancia de esta herramienta estratégica. No olvidemos que debemos aprovechar todas y cada una de las oportunidades que tenemos para vender, y esta es una de ellas.

[Tweet “Si eres capaz detransmitir tus clientes te recordarán”]

El diseño del empaque sirve para transmitir, y además:

  • Logra alcanzar una mayor interacción entre la marca de consumo y el público.
  • Es el mejor medio para transmitir, de nuevo, cambios a las personas en la esencia del producto.
  • Aporta una mayor distinción en todos los puntos de venta que esté disponible el producto.
  • Diferencia nuestro producto del resto.
  • El desarrollo de envases de alta calidad y tecnología crece para diferenciarse de la competencia, que también crece, y nos ayuda a marcar una estrategia de calidad y competitividad.

Sin perder de vista todas las consideraciones que hemos hecho hasta ahora sobre la necesidad de transmitir que tiene el diseño de un producto, para algunos autores un empaque debe ser:

  • Identificable. En la mayoría de ocasiones el consumidor responde a una imagen rápidamente, aunque la total satisfacción se produce cuando el producto se asocia con la imagen. La imagen siempre será el recuerdo, ya sea positivo o negativo, que el consumidor tendrá de un producto.
  • Informativo. El empaque es la forma más directa de relacionarse con el producto y apreciar sus ventajas y satisfacciones. El objetivo es emprender una comunicación completa entre el usuario y el producto. Este es el único modo de asegurar la satisfacción del consumidor antes de tomar la decisión final de compra.
  • Responsable. En gran medida, la credibilidad de un producto y la actitud del consumidor para repetir una compra con nosotros depende especialmente del modo en que se diseñe el empaque.
  • Inmediato. El empaque es el medio de publicidad que más cerca está del consumidor, es el que entra en contacto con él y responde a todas sus preguntas. Otros medios publicitarios no pueden estar tan cerca del consumidor como este.
  • Textura. Relacionado con la característica anterior encontramos el sentido del tacto, que de nuevo ningún otro medio de publicidad puede ofrecer. Cada sensación que transmitamos se convertirán en impresiones iniciales que son producto del empaque.
  • Funcional. El empaque debe abordar la funcionalidad tanto en su diseño gráfico como en su estructura, además debe ofrecer las ventajas que expone en su publicidad y cumplir las funciones para las que fue fabricado.
  • Confiable. Esta característica es otro de los aspectos más esenciales del empaque. La información que ofrezca debe ser confiable, de igual forma que su manejo y la protección que debe ofrecer al producto.

[/sociallocker]

Y es que es inevitable, tras leer esta lección de liderazgo que nos dejó Steve Jobs, que más allá de proteger, conservar, aislar y contener a un producto, el empaque es la herramienta de comunicación más valiosa que tiene una marca a la hora de entrar al mercado.

Seguro que habrán aumentado sus ganas de transmitir mediante sus diseños y su empaque, no lo dude pues está en juego que sus clientes le vuelvan a comprar.

Compartir esta entrada