ISO 45001 y el reto de crear seguridad

ISO 45001 y el reto de crear seguridad

ISO 45001

ISO 45001

ISO 45001

ISO 45001 es una norma que aún no está publicada, solo conocemos de ella el ISO/CD 45001. El pasado mes de junio el proceso de creación de esta norma avanzó un escalón más, pasó a la fase DIS.

Este paso fue complicado, existían una serie de desacuerdos entre ISO y la OIT que dieron lugar a que el proceso se viera suspendido. Hoy podemos decir que se han subsanado estas disconformidades y que pronto tendremos a disposición de todos la norma ISO 45001 para responder a las necesidades de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Hoy en día una de las preocupaciones más notables en esta materia es el valor de las disfunciones y riesgos laborales enmarcados en la disciplina conocida como psicosociología.

Los problemas psicosociales tienen una naturaleza asociada y muy relacionada con el factor humano. La práctica preventiva que debe ocuparse de estos temas debe estar ligada a la gestión de recursos humanos, los accidentes de trabajo, el absentismo y otros riesgos que en los últimos años están cobrando fuerza.

La norma ISO 45001 debe ser una ayuda para prevenir estos problemas laborales.

La prevención primaria es una asignatura pendiente para muchas empresas, así como el abordaje de los riesgos derivados de la organización del trabajo.

El estrés laboral se asume como una enfermedad natural y normal en los tiempos actuales. Esto no debería ser así, debería tratarse como un problema de las empresas e incluirse en el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo para cumplir así con unos requisitos.

ISO 45001 deberá hacer frente a este reto y estar comprometida con la seguridad y salud de todos los trabajadores.

Las causas por las que aparece este tipo de enfermedad son:

  • La carga de trabajo.

Una mala distribución de la carga de trabajo puede provocar que unos trabajadores estén sobresaturados y otros estén aburridos. Las responsabilidades deben quedar bien repartidas y cada trabajador deberá establecer su lista de prioridades con el trabajo que debe hacer.

No es aconsejable sobresaturar a un mismo empleado con numerosas responsabilidades.

  • Las interrupciones aleatorias.

Con interrupciones aleatorias nos referimos a una llamada de teléfono, una tarea nueva de tu jefe…  Una buena distribución del tiempo debería tener en cuenta este tipo de imprevistos que pueden surgir. Existe esta posibilidad o la de no contestar llamadas, no aceptar tareas que no puedes soportar…

  • La incertidumbre.

Un tipo de incertidumbre puede ser la de un despido, cuando hay que hacer una nueva tarea que requiere de nuevas técnicas y procedimientos… Esto último se puede solucionar fácilmente, un correcto traspaso de información para abordar las nuevas tareas sería suficiente, aunque se hace obligatoria una supervisión.

  • La desconfianza.

Es imprescindible crear un ambiente de trabajo lo más sano posible. Las relaciones entre compañeros de trabajo debe ser natural y se deben evitar enfrentamientos improductivos que generen malestar y estrés.

  • La falta de liderazgo.

La falta de un líder puede llegar a convertir un clima laboral desasosegado en un auténtico infierno. Cualquier intento de organizar, por ejemplo las horas de trabajo, puede desembocar en grandes discusiones. Debe existir un líder que tome el mando del grupo de personas y organice y supervise el trabajo.

  • La incapacidad para realizar un trabajo.

La incapacidad puede darse porque la persona en cuestión no esté bien formada para realizar la tarea asignada o porque exista un problema de tipo físico o mental que limite la capacidad del individuo para llevar a cabo una tarea.

  • Falta de reconocimiento por el trabajo realizado.

Los trabajadores necesitan saber si lo que están haciendo está bien o no. No está de más palabras de aliento derivadas del gran esfuerzo que una persona realiza en su trabajo.

  • Falta de humor.

Es muy importante acudir al puesto de trabajo de buen humor ya que no está reñido con el desempeño de un trabajo de calidad.

  • Falta de comunicación.

La falta de comunicación se traduce en un asilamiento físico y mental. Puede originar la aparición de mal humor y a situaciones de estrés.

  • Falta de autocontrol.

Si queremos trabajar en una ambiente saludable es esencial un mayor autocontrol de nuestras emociones y un aumento de la tolerancia. Esto podría solucionar muchos problemas.

Sin duda es una rama de la Seguridad y Salud en el Trabajo que debe ser contemplada por la norma ISO 45001 a la hora de implantar un sistema de gestión en la organización.

Los daños a la salud que ocasionan los factores mencionados, la falta de motivación o la insatisfacción laboral son factores de riesgo que dan lugar a la ausencia repetida al trabajo.

La prevención de riesgos laborales y la implantación de un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo con normas como ISO 45001 no debe pasar solamente por la elaboración de procedimientos específicos de investigación, el estudio de la cultura organizacional o la identificación de posibles riesgos y peligros.

Es necesario llevar a cabo una buena gestión de recursos humanos, mejorar el compromiso, aumentar la productividad, disminuir el absentismo, y en definitiva eliminar la desconfianza en las relaciones laborales para que el trabajo se convierta en una vía de satisfacción y desarrollo personal.

Un negocio busca la rentabilidad del mismo, esto no debe obviar la necesidad de crear entornos laborales seguros y saludables que propicien el desarrollo y realización personal de los trabajadores.

Software para ISO 45001

Actualmente existen herramientas como el Software ISOTools capaces de optimizar un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. Tras la publicación de ISO 45001 esta herramienta incluirá los requisitos de la nueva norma y ofrecerá los mejores resultados posibles.

La entrada ISO 45001 y el reto de crear seguridad aparece primero en Nueva ISO 45001.

Compartir esta entrada