OHSAS 18001. Riesgos en los procesos

OHSAS 18001. Riesgos en los procesos

OHSAS 18001

OHSAS 18001

OHSAS 18001

OHSAS 18001 está ligada a numerosas organizaciones de todo el mundo debido a los fines por lo que lucha y persigue. La versión más reciente es OHSAS 18001:2007, aunque pronto será sustituida por la novedosa ISO 45001.

 

En la norma OHSAS 18001 el riesgo viene definido como la combinación de la probabilidad de que ocurra un suceso o exposición peligrosa y la severidad del daño o deterioro de la salud que puede causar el suceso o exposición.

Para realizar un exhaustivo análisis del riesgo debemos tener en claro que un riesgo, tal y como dice OHSAS 18001, es alguna actividad en donde existe una probabilidad de daño o pérdida de algún tipo, sea esta humana o material.

Por lo tanto, un riesgo normalmente se relaciona con puntos críticos, puntos de decisión o puntos donde la mayoría de las veces se debe tomar una decisión binaria, es decir, «si se continúa con alguna acción» o «no se continúa con dicha acción». Por ende, un análisis de riesgo es un sistema lógico, cronológico y normalizado para ir desglosando cada una de las etapas críticas de una actividad o proceso. OHSAS 18001 incluye la necesidad de realizar un análisis de riesgo.

Los métodos para realizar este análisis de riesgo se pueden aplicar en las siguientes situaciones:

  • Al inicio o durante el término del diseño de un proyecto.
  • Al modificar un sistema o proceso dentro de un empresa o industria.
  • Al momento de revisar algún sistema que está en operaciones.
  • Al momento de detectar un incidente o accidente.

Entonces, ya detectado el riesgo se debe realizar tres pasos en la aplicación del modelo de este análisis:

  • Identificación del riesgo.
  • Evaluación del riesgo.
  • Aplicación de medidas de control y/o corrección.

OHSAS 18001 en su cláusula 4.3.1 describe las obligaciones que tiene la organización suscrita al respecto. Enumera hasta un total de 10 indicaciones. También incluye directrices en cuanto a la metodología aplicada en la identificación y evaluación, así como la jerarquía que se debe respetar a la hora de aplicar medidas de control y/o corrección.

Pero, el hecho de identificar un riesgo no es una tarea fácil, debido a que es un proceso que muchas veces se desarrolla habitualmente sin un procedimiento o instrucción de trabajo o simplemente porque todos los operarios involucrados lo desarrollan de la misma forma.

Normalmente, el riesgo se evalúa bajo dos variables: la probabilidad de ocurrencia y las consecuencias más probables. El producto de estas dos variables se conoce como magnitud del riesgo. La expectativa de ocurrencia de un accidente o incidente puede ser estimada. Como también su probabilidad, a través de la frecuencia.

Claro que es importante destacar que, si las consecuencias de un accidente son altas, inmediatamente se debe tomar las medidas de control, no importando su frecuencia. Por lo tanto, al momento de identificar un riesgo se depende muchas veces de la experiencia de los operarios y del apoyo multidisciplinario de los profesionales involucrados en dicha tarea. Es decir, para nosotros, el hecho de reconocer un riesgo en alguna parte o fase del proceso, automáticamente se transforma en un Punto Crítico del proceso. Para OHSAS 18001 la experiencia es un punto clave que aporta valor al sistema.

Para determinar los puntos críticos de control se debe tener en cuenta los alcances y objetivos del proceso analizado, así como también su incidencia en los tiempos y costos involucrados en la implementación de dicho sistema.

Dicho sistema debe contener los siguientes principios básicos para su óptima puesta en marcha:

  1. Realizar un análisis de riesgo o peligro.
  2. Determinar los puntos críticos de control.
  3. Establecer los alcances del riesgo o límites críticos.
  4. Determinar la magnitud o escala de un inminente riesgo.
  5. Establecer un sistema de monitoreo y estadística de puntos críticos.
  6. Establecer medidas correctivas, cuando el monitoreo determina que un punto crítico no está controlado.
  7. Establecer sistemas de comprobación para confirmar que el Sistema funciona en forma óptima.
  8. Llevar un sistema de registro y control estadístico de cada uno de los puntos críticos que conforman el sistema total.

Para identificar los puntos críticos de control se debe realizar los siguientes pasos:

  • Creación de un equipo multidisciplinario.
  • Descripción del proceso o procedimiento que se está analizando.
  • Elaboración de un diagrama de flujo.
  • Determinación de los puntos críticos de control.
  • Definición de límites críticos de control y su monitoreo.
  • Definición de medidas rectificatorias.
  • Registro y documentación.

Los riesgos se transforman en puntos críticos de los procesos de nuestra organización, por ese motivo hay que aprender a gestionarlos correctamente y así salvaguardar la integridad de nuestro negocio y nuestros trabajadores.

Software para OHSAS 18001

Si deseas optimizar tu Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo de la norma OHSAS 18001 tienes a tu disposición herramientas como el Software ISOTools. Este software te aportará una gran ventaja a la hora de gestionar la seguridad de tu organización y tus puntos críticos de control.

Compartir esta entrada