OHSAS 18001 y el mapa de riesgos

OHSAS 18001 y el mapa de riesgos

18001 05

18001 05

OHSAS 18001

OHSAS 18001 es en este momento el estándar más utilizado para implantar Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo en el mundo.

Existen diversas formas de operar al respecto, cualquiera es válida siempre que cumpla con el fin de proteger la Seguridad y Salud de los trabajadores de una organización.

Hoy les vamos a hablar de los mapas de riesgos, a los que nos referiremos como instrumentos informativos de carácter dinámico que sirven para aportar información y conocer los factores de riesgo y los daños que se pueden producir en un determinado ambiente de trabajo.

La identificación y valoración de riesgos, al igual que sus consecuencias, representan una información muy relevante y nos permite dar prioridad a las situaciones de mayor riesgo entre todas las medidas preventivas que se pretenden implantar.

Un mapa de riesgos, gracias a su carácter dinámico, nos ofrece posibilidades tan beneficiosas como seguir al detalle la evolución del riesgo y observar la respuesta del mismo cuando se producen cambios en las tecnologías.

Esto representa una ventaja en el manejo del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo OHSAS-18001, al que le aporta información muy relevante y de gran importancia.

Este instrumento es una gran ventaja preventiva, permite la lucha o tratamiento eficaz de cada uno de los factores que representan un determinado peligro en los puestos de trabajo. Esta metodología, a diferencia de otras, conlleva una participación muy activa por parte de los trabajadores, algo que es muy beneficioso e imprescindible para consolidad la salud laboral.

Por estos motivos este instrumento representa un poderoso método de gestión y participación durante la implementación de un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo OHSAS18001.

Para implementar esta metodología es necesario seguir unas fases o etapas que implican:

  • Conocer profundamente los factores de riesgo que existen para, a partir de los mismos, programar de un modo estratégico una serie de intervenciones de características preventivas. Así se evita que se den actuaciones imprevistas.
  • Tras conocer los factores de riesgo, es necesario realizar un análisis exhaustivo de todos ellos, debido a que en base a estos se establecerán las prioridades de intervención.
  • Aplicar los planes de intervención programados.
  • Comprobar si los resultados de la intervención se ajustan a los objetivos previstos.

Sabiendo todo esto, podemos decir que un mapa de riesgos consiste fundamentalmente en aportar las herramientas necesarias para la localización, control, seguimiento y representación de todos los agentes que por sus características tienen una elevada probabilidad de originar riesgos que desemboquen en accidentes o enfermedades profesionales en el puesto de trabajo.

Es vital, buscar el modo de proporcionar ambientes y condiciones de trabajo adecuadas, de modo que la preservación de la salud de los trabajadores sea siempre la prioridad más alta. Es aquí donde interviene el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo OHSAS 18001.

Principios fundamentales en la elaboración de un mapa de procesos

  1. Se elimina el nivel de peligrosidad de un trabajo.
  2. El control de la salud de los trabajadores depende de todos.
  3. Los trabajadores que consideramos más competentes son aquellos que se interesan por las condiciones ambientales de sus puestos de trabajo.
  4. Es indispensable que los trabajadores tengan todo el conocimiento necesario sobre el ambiente laboral en el que desempeñan sus funciones.

Pasos para elaborar un mapa de riesgos

  • Formación del equipo de trabajo.

    Estará formado por especialistas en prevención y en Seguridad y Salud en el Trabajo, y por personal experto en aspectos operativos de las instalaciones de la organización.

  • Determinación del ámbito.

    Será necesario definir el ámbito o espacio geográfico en cuestión que será objeto de estudio.

  • Recopilación de la información.

    Se obtendrá la documentación histórica y operacional del espacio geográfico definido, así como datos generales de todo el personal que trabaja en las instalaciones de la organización objeto de análisis y que serán tenidas en cuenta en los planes de prevención.

  • Identificación de riesgos.

    Se deberán identificar todos los agentes generadores de riesgos, contando con métodos como:

    • Observación de riesgos. Consiste en localizar e identificar riesgos evidentes y que podrían originar una lesión, enfermedades o daños.
    • Encuestas. Consiste en recopilar información de los trabadores usando encuestas en las que se refleje la opinión de los mismos.
    • Listas de verificación. Consiste en elaborar una lista de comprobación de los posibles riesgos que se presentan en el entorno laboral.
    • Índice de peligrosidad. Consiste en desarrollar una lista de comprobación en la que se presenten jerarquizados los riesgos identificados.

Una vez que tenemos toda la información requerida y contamos con todos los datos necesarios se debe proceder a realizar un análisis estricto, sacar las conclusiones pertinentes y proponer mejoras adecuadas.

Un mapa de riesgos es una herramienta perfecta para usar en nuestro Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo OHSAS-18001 ya que facilita la identificación, localización, control y seguimiento de todos los agentes que generan riesgos y pueden provocar accidentes o enfermedades.

Software para OHSAS 18001

Una solución para aumentar la eficacia de nuestro Sistema de Gestión de SST es la automatización. Para ello existen herramientas como el Software ISOTools que está especialmente diseñado para satisfacer los requisitos de la norma OHSAS 18001.

Compartir esta entrada